Alcohol y enfermedades circulatorias

El Colegio Norteamericano de Cardiología ha hecho un estudio que demuestra que el consumo diario de alcohol puede reducir el riesgo de tromboembolismo venoso en mujeres mayores. El estudio se ha centrado en factores dietéticos, pero se ha descubierto que el alcohol es el factor que mejor contribuye, reduciendo en un 26% el número de tromboembolismos en casos de consumo de más de 19 años.

En el estudio se comenta el problema que para un médico puede representar el tener que recomendar el consumo de alcohol. Sin embargo, las evidencias sugieren que es perfectamente razonable avisar a los pacientes de que el consumo moderado de alcohol (una copa al día) está asociado con una mejor salud que la presentada por las personas abstemias o las que consumen más de una bebida alcohólica al día.

El estudio es enfático a la hora de remarcar que solo una bebida al día es beneficiosa. Un exceso en el consumo revierte estos beneficios y puede llevar a una gran variedad de problemas para la salud. El alcohol con moderación puede ser una herramienta que nos ayude a luchar contra las enfermedades cardiovasculares, y no solo contra el tromboembolismo. Aún así, los pacientes deben consultar siempre con su médico antes de hacer cambios drásticos en su dieta.

 

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies