Ropa ajustada y varices

Las modas muchas veces no se llevan bien con la salud. Todas las personas que estén preocupadas ante la posibilidad de padecer varices deberían evitar la ropa ajustada. Puede que los pantalones pitillo estén de moda, pero eso no los hace saludable. La tela ajustada constriñe las piernas hasta los tobillos y dificultan el flujo adecuado de la sangre.

Además de evitar que la sangre circule correctamente, los pantalones pitillo pueden terminar provocando una meralgia parestésica en los muslos, que se caracteriza por la sensación de hormigueo, entumecimiento y dolor en dicha zona. La presión continuada corta la transmisión del nervio del muslo provocando el entumecimiento. En cuanto nos quitamos la ropa, el problema mejora, por lo que la relación causa-efecto es obvia.

Sin embargo, esta sensación de adormecimiento puede ser un síntoma de mala circulación en las piernas. Una combinación de tacones altos con pantalones de pitillo puede aumentar el riesgo de que aparezcan la meralgia parestésica y las antiestéticas varices, a causa de la presión extra que las piernas tienen que soportar. Por todo esto, las mujeres tienen que ser conscientes de que el uso de pantalones muy apretados puede tener efectos secundarios, y ser especialmente cautas si comienzan a sentir que sus extremidades inferiores se entumecen.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies