Ultrasonido doppler

Un ultrasonido doppler, también conocido como ecodoppler, es una prueba diagnóstica que usa el reflejo de las ondas de sonido para ver el flujo de la sangre  a través de los vasos sanguíneos. Esto ayuda a los médicos a evaluar el estado de la circulación en las venas y arterias más importantes, como las de los brazos, las piernas y el cuello. El ecodoppler muestra las zonas de bloqueo o reducción del flujo sanguíneo que pueden ser responsables de una apoplejía. También es capaz de revelar coágulos sanguíneos o trombos en las venas de las piernas, que pueden causar una trombosis venosa profunda si se desprenden y viajan a través del flujo sanguíneo hasta el corazón o los pulmones (embolia).

Durante el ultrasonido doppler se usa un instrumento manual, el transductor, que se pasa suavemente a lo largo de la piel que está sobre el vaso sanguíneo. El transductor envía y recibe ondas de sonido que son amplificadas por un micrófono. Las ondas de sonido rebotan cuando se encuentran con objetos sólidos, incluyendo los glóbulos de la sangre. El movimiento de estos glóbulos causa un cambio en el tono de las ondas de sonido reflejadas (efecto doppler). Si no hay flujo sanguíneo, el tono no cambia. La información sobre estas ondas de sonido reflejadas se puede procesar en un ordenador para conseguir gráficos o imágenes que representan el flujo de la sangre  a través de los vasos sanguíneos, y que se usarán para hacer futuras evaluaciones.

Los cuatro tipos básicos de ecografía doppler son los siguientes:

  • El doppler continuo. Este tipo de ecodoppler usa el cambio en el tono de las ondas de sonido para proporcionar información sobre el flujo de la sangre a través de los vasos sanguíneos. El médico escucha los sonidos producidos por el transductor para evaluar la circulación de la sangre en un área que pueda estar bloqueada o restringida. Este tipo de ultrasonido puede realizarse en la cama de un hospital con una máquina portátil para conseguir una estimación rápida de la gravedad del daño o la enfermedad en los vasos sanguíneos.
  • El doppler dúplex. Usa el método de ultrasonido estándar para producir una imagen del vaso sanguíneo y los órganos adyacentes. Además, un ordenador convierte los sonidos doppler en un gráfico que proporciona información sobre la velocidad y la dirección del flujo sanguíneo para su posterior evaluación.
  • Doppler pulsado o doppler con flujo en color. Usa el método de ultrasonido estándar para producir una imagen de los vasos sanguíneos. Además, un ordenador convierte los sonidos doppler en colores que se colocan sobre la imagen del vaso sanguíneo y representan la velocidad y dirección del flujo de sangre. El Power Doppler es un tipo especial de doppler con flujo en color que consigue algunas imágenes que son difíciles o imposibles de obtener con un doppler pulsado estándar. El Power Doppler se usa normalmente para evaluar el flujo de sangre a través de los vasos sanguíneos hacia el interior de los órganos.

La ecografía doppler se utiliza para:

  • Descubrir coágulos sanguíneos o vasos sanguíneos bloqueados o estrechados en casi cualquier parte de cuerpo, especialmente en el cuello, los brazos y las piernas.
  • Evaluar un dolor de piernas que pueda estar causado  por la claudicación intermitente, una enfermedad causada por la arterioesclerosis en las extremidades inferiores.
  • Evaluar el flujo sanguíneo tras una apoplejía u otro accidente vascular que pueda estar provocado por un problema circulatorio. La evaluación de una apoplejía se puede hacer mediante una técnica denominada ultrasonido doppler transcraneal.
  • Evaluar venas anormales causantes de varices y otros problemas.
  • Hacer un mapa de las venas que puede usarse para hacer un injerto de vasos sanguíneos. También se utiliza para comprobar el estado del injerto usado en un baypass en un brazo o pierna.
  • Conocer la cantidad de flujo sanguíneo en un riñón o hígado transplantados.
  • Monitorizar el flujo de la sangre tras una cirugía en un vaso sanguíneo.
  • Descubrir la presencia, cantidad y localización de la placa arterial. La presencia de placa en las arterias carótidas puede reducir el flujo de sangre al cerebro y aumentar el riego de apoplejía.
  • Guiar tratamientos como la radiofrecuencia o el láser en las venas varicosas o anormales.
  • Comprobar la salud del feto durante el embarazo.

Antes de un ultrasonido doppler deberemos dejar de consumir productos que contengan nicotina (cigarrillos, chicles, etc.) entre 30 minutos y 2 horas antes de la realización del test. La nicotina causa una constricción en los vasos sanguíneos que puede dar falsos resultados.

La prueba es realizada por un médico especialista en la interpretación de los test de imagen (radiólogo) o por un técnico en ultrasonidos (sonografista), supervisado por un radiólogo. Se hace en la sala de ultrasonidos de un hospital o en la consulta del médico.

Tendremos que quitarnos cualquier joya que pueda interferir con el ultrasonido, así como parte de la ropa, o toda, dependiendo de las áreas que vayan a ser examinadas (puede que nos permitan conservar la ropa interior si no interfiere con el test). Nos darán una bata para cubrirnos durante el mismo.

Una vez que nos hayamos colocado en la postura adecuada, se nos aplicará un gel en la piel para mejorar el paso de las ondas de sonido. El transductor se coloca sobre el gel y se mueve sobre la piel. Deberemos permanecer muy quietos durante el procedimiento, y puede que oigamos los sonidos que representan el flujo sanguíneo.

La prueba suele durar entre 30 y 60 minutos, y se suele hacer muchas veces en ambos brazos o piernas. Incluso aunque se sospecha que el coágulo está solo en una extremidad, se testan las dos para comparar. Si la prueba se hace en los brazos, se realizará una vez mientras estemos tumbados y otra sentados.

Dependiendo de qué vasos sanguíneos se vayan a examinar, nos apretarán las extremidades primero en la zona de la pantorrilla y luego en la del muslo. La prueba se puede realizar en varias zonas de la pierna. En algunos casos, nos pedirán que exhalemos con fuerza apretándonos la nariz y cerrando la boca (a esto se le llama maniobra Valsalva), una acción que normalmente causa un cambio súbito del flujo sanguíneo.

Cuando el test se hace en los brazos, se coloca el brazalete primero en el antebrazo y luego en la parte alta de los mismos.

El test se puede realizar antes y después de hacer ejercicio, si la salud del paciente lo permite.

Para hacer la prueba en las arterias del cuello nos pedirán que nos tumbemos con una almohada bajo la cabeza. El test se realiza en ambos lados del cuello y después se comparan nuestros resultados con los valores estándar para determinar el nivel de bloqueo o estrechamiento de las arterias.

En el caso del ultrasonido transcraneal, el transductor se mueve suavemente sobre la piel de la base o el lateral del cráneo.

Normalmente, una ecografía doppler no causa molestias, aunque el gel puede estar frío al principio. Además, se trata de una prueba que no tiene ningún riesgo conocido.

Cuando el resultado del ultrasonido doppler es normal, no se encuentran estrechamientos ni anormalidades en los vasos sanguíneos examinados, y no hay evidencias de coágulos o trombos. El tamaño y la posición de las venas son normales.

Un resultado anormal puede arrojar diferencias en cuanto al flujo sanguíneo entre las partes derecha e izquierda del cuerpo. Si el ultrasonido se encuentra con una arteria bloqueada o estrechada, el sonido puede ser más agudo o turbulento. Se puede detectar tanto un bloqueo (como el que puede causar un coágulo), como un aneurisma o el estrechamiento de un vaso sanguíneo. Si se usa un doppler dúplex, el gráfico resultante mostraría un flujo sanguíneo irregular, lo que significa que hay un bloqueo o un estrechamiento. Lo mismo ocurre con la imagen obtenida mediante un doppler con flujo en color. Las venas anormales, como las varices, aparecen reflejadas. Si al realizar la maniobra Valsalva el flujo de la sangre no cambia o éste no se incrementa al aplicar presión, podemos estar ante un coágulo. El bloqueo incompleto de la vena por un trombo puede verse con el doppler con flujo en color o al realizar una maniobra de compresión.

El resultado de un ecodoppler puede ser afectado por los siguientes motivos:

  • La presencia de huesos en el área de estudio o de gas en los intestinos.
  • La incapacidad de permanecer quieto durante la prueba.
  • La obesidad mórbida.
  • Las arritmias u otras enfermedades cardiacas, ya que pueden causar cambios en los patrones del flujo de la sangre aunque los vasos sanguíneos no sean anormales.
  • Tener los brazos o las piernas fríos, ya que el flujo sanguíneo en ese miembro puede ralentizarse.
  • Tener una herida abierta en el área analizada.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR