Varices Piernas

    Las piernas, ingle y pantorrilla son los lugares más habituales en los que se sufre de varices.  Esto se debe a que andar y estar de pie incrementan la presión sanguínea en la parte baja del cuerpo.  Si añadimos el efecto de la gravedad, la tarea de bombear sangre desde las piernas hasta el corazón se convierte en un esfuerzo importante.  Por estas razones, llevar la sangre hasta el corazón es mucho más difícil para las venas de las piernas.

    Las varices en las piernas tienen su origen en el ensanchamiento de las venas.  Al no poder fluir bien la sangre de los pies hacia corazón, éstas se llenen de una considerable cantidad de sangre, agrandándose cada vez más.

    Unas piernas con varices, aparte de ser antiestéticas, presentan también las siguientes complicaciones:

    • Las piernas duelen con demasiada frecuencia,
    • Pueden sentirse cansadas,
    • Presencia de picores, sobretodo en la parte inferior de la pierna y en el tobillo.

    Además, todos estos síntomas pueden agravarse los días de mucho calor y los días previos a la menstruación.