Cómo cuidar las Varices en verano
5 (100%) 1 voto[s]

Con la llegada de las altas temperaturas, algunas enfermedades circulatorias y sus síntomas habituales se intensifican, obligando a quienes las padecen a llevar a cabo unos hábitos saludables. Entre ellas, las varices en verano son de las más susceptibles a empeorar.

Las varices en verano

Las varices son dilataciones provocadas por un mal funcionamiento de las válvulas venosas. Así, y teniendo en cuenta que tanto el sol como el calor acarrea un efecto vasodilatador sobre las venas, es importante que las personas que las sufren eviten exposiciones prolongadas al sol.

Lo cierto es que una de cada diez personas padece varices, afectando especialmente al colectivo femenino (sobre todo si se encuentran en periodo de gestación) o a personas que pasan la mayor parte del tiempo de pie.

Además, este problema suele empeorar con la edad, por lo que es básico observar y llevar un control de su evolución, puesto que en caso de agravarse deberían ser tratadas quirúrgicamente para evitar úlceras o trombosis venosas.

piernas-varices-verano

Por ello, es recomendable que las personas con insuficiencia crónica venosa sigan una serie de pautas para impedir la aparición de síntomas en las piernas como cansancio, hinchazón y pesadez.

Consejos para evitar las varices en verano

• Evitar exposiciones prolongadas al sol y, en cualquier caso, usar protección solar de factor alto.

• Si se está en la playa es recomendable acudir en horas de menos sol, caminar por la arena y bañarse frecuentemente.

• Darse duchas de agua fría y aplicarse posteriormente crema hidratante.

• No llevar prendas ajustadas, incluidos zapatos.

• No permanecer con las piernas cruzadas ni estar mucho tiempo en una misma postura.

• Llevar una dieta saludable rica en fibra y verduras, evitando sal, frituras y picantes.

Última modificación: 9 mayo, 2019